logo_w

El oro en 2024 aspira a continuar su senda alcista

El oro y la plata, los principales —que no únicos— metales preciosos de inversión son llamados valores refugio por situaciones como la que vivieron a finales de 2023. El metal dorado, sin ir más lejos, cerró el último trimestre con subidas del 10,2%, cuando el conflicto en Oriente Medio se intensificó, logrando máximos históricos: 2.153 dólares la onza. La perspectiva del oro en 2024 es igual de optimista, habida cuenta de que dichas situaciones se recrudecerán y hay otras que han puesto en alerta el mercado internacional.

Un valor refugio es aquel que, en períodos de inestabilidad o incertidumbre tienen el potencial no solo de mantenerse, sino de incrementar su valor, ofreciendo mayor protección frente a la volatilidad y los riesgos que ofrece el mercado. «El oro es una reserva de valor, puede seguir manteniendo su capacidad de compra porque, al ir acumulando, en condiciones normales no pierde valor, se mantiene a lo largo del tiempo, como se ha visto en los últimos 5.000 años», cuenta Javier López, CEO de SilverGold Patrimonio.

Y el año no ha empezado de la mejor forma posible: en el mar Rojo se están produciendo ataques que ha obligado a muchas navieras comerciales a cambiar sus rutas, encareciendo las tarifas en un 70%. A esto habría que sumarle otro posible recorte de tipos de la FED, una situación que deja al oro como una de las principales garantías en la actualidad. «Van demasiado lentas esas decisiones de las bajadas, vemos movimientos muy altos de inflación que están lastrando el poder adquisitivo de la gente. Todo esto tiene un impacto positivo en los metales preciosos como activo refugio», explica.

Otro indicio del posible aumento en la cotización del metal es el incremento de las reservas de los bancos centrales. «Países como China y Rusa están acumulando una barbaridad… y si no paran de hacerlo, es porque cuentan con información que nos dicen que deberíamos ir en ese sentido», detalla López, que habla de cómo sus propios mercados han intentado reducir su exposición al dólar, «un billete totalmente endeudado y que no vale lo que dicen que vale».

En esta gráfica comparativa del cuarto trimestre de 2023 vemos un claro ejemplo de dicha situación: el bono del tesoro de Estados Unidos a 10 años.

La debilidad del dólar ha provocado que inversores de todo tipo de perfil hayan centrado su atención principalmente en el oro, cuyo valor refugio se ha intensificado en los últimos meses.

El rally del oro en 2024

Ningún metal precioso ha brillado tanto como el oro en el pasado año. La plata, que tiene mucha demanda industrial, creció el último trimestre casi un 5% gracias al aumento del PMI manufacturero de China, principal comprador de dicho metal. El platino no tuvo un 2023 excesivamente bueno, pero a finales de año acumuló subidas del 7,5%, mostrando síntomas de recuperación.

Al hilo del anterior gráfico, este demuestra la misma comparativa entre plata, platino y Bonos del Tesoro de USA, siendo ‘XPT’ el platino y ‘XAG’ la plata.

A simple vista, se observa que el crecimiento del oro ha sido mucho más pronunciado y constante. El experto en metales preciosos en Jupiter AM Ned Naylor-Leyland aseguró en Cinco Días que este se ha convertido en uno de los principales activos libres de riesgo. No existe una bola de cristal que pueda ayudarnos a anticipar qué pasará a lo largo de 2024, pero sí es cierto que las perspectivas del Banco Mundial del crecimiento mundial son bastante pesimistas, con una ralentización este año del 2,4% y un 2,7% en 2025.

Ante dicho contexto, con una inflación aún elevada y la debilidad de las principales divisas del mundo, los metales preciosos, en especial el oro, seguirán siendo una de las principales estrategias de cobertura frente a la inflación. Los bancos centrales de Brasil, India, Rusia, China y Sudáfrica han aumentado el ritmo de compras de oro y sus reservas ya son muy similares a las de Estados Unidos, una estrategia que seguramente repetirán y que podría revalorizar aún más el metal.

De hecho, de acuerdo a un informe del Bank of America, en el que se ha matizado la correlación entre los conflictos bélicos con la cotización de los metales preciosos, el oro podría alcanzar los 2.400 dólares en 2024 si continúan acentuándose los acondicionamientos actuales, tales como la guerra entre Hamas e Israel, la crisis del mar Rojo o el conflicto entre Ucrania y Rusia.

La incertidumbre parece haberse instalado en nuestras vidas. El temor ante el empeoramiento de la situación económica se ha extendido en la población, sobrecogida ante la posibilidad de la pérdida de sus ahorros, el fruto de tantos años de trabajo. En SilverGold Patrimonio te ayudamos a acceder al mercado de los metales preciosos de inversión de forma sencilla. Nuestros consultores estudiarán tu caso para darte las mejores soluciones en función de tu presupuesto, tus objetivos y tu perfil. ¡Construye tu patrimonio inteligente y súmate a la ola de los metales preciosos de inversión!

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter para tener información actualizada.
logo_w
-FORMULARIO DE ASISTENCIA-

DATOS ENVIADOS

Muchas gracias por confirmar su inscripción. 

En breve debería recibir un correo de confirmación.